Las plataformas elevadoras son utilizadas para realizar trabajos en alturas, las cuales desplazan a personas hasta una posición donde tengan que realizar sus labores.

Existen distintas plataformas elevadoras, que permiten obtener el máximo rendimiento para cada necesidad.

Plataformas de tijera: estas plataformas elevadoras tienen elevación vertical y son ideales para trabajos de interior y exterior. Resulta ideal para tareas de construcción o mantenimiento.

Plataformas articuladas: ideales para trabajos de interior y cesta con capacidad para dos personas. Estas plataformas elevadoras se caracterizan por ofrecer un amplio contorno de trabajo y llegar a alturas que le permitirán afrontar cualquier tipo de reto de elevación.

Plataformas telescópicas: con un brazo telescópico y rápido avance de elevación. Estas plataformas telescópicas permiten acceder al lugar en el que tiene que trabajar, proporcionan la altura necesaria hasta llegar casi algunas hasta los 60 metros. Soportan grandes capacidades para adecuarse a cada trabajo.

Artículo creado con información de Maqlift.com.